Reflexología Podal

Nuestros pies disponen de 7.200 terminaciones nerviosas, que están conectadas con todas las áreas y órganos de nuestro cuerpo. Trabajar sobre estos reflejos de forma sistemática, recurriendo a la presión y a la manipulación, trae consigo tres efectos principales:
  1. Estimula el funcionamiento normal de todos los órganos y glándulas corporales
  2. Mejora el funcionamiento de los nervios
  3. Crea un estado de relajación

Además:

  • Es relajante y reduce el estrés
  • Mejora la circulación
  • Mejora el tono muscular
  • Crea un vínculo entre los pies y el cuerpo
  • Aumenta la flexibilidad de los tendones y ligamentos
  • Limpia el cuerpo de toxinas
  • Equilibra los distintos sistemas corporales
  • Revitaliza la energía
  • Actúa de forma preventiva