Reiki

“El reiki, que en japonés significa “energía universal”, consiste en canalizar a través de las manos una poderosa fuente de vibración, hacia uno mismo o hacia otras personas para mejorar a nivel físico y emocional.

Trata a la persona como a un todo. Es decir, no distingue entre cuerpo y espíritu. Hay una máxima de esta técnica que dice que “no hay cuerpos enfermos, hay almas enfermas”.

Cuando la energía se bloquea, por cualquier circunstancia, es cuando se produce un desequilibrio. La imposición de las manos en la zona enquistada, donde la energía ha quedado taponada, sirve para disolver ese nudo que impide que la energía fluya y así devolver el equilibrio al organismo.

reiki